La base de datos ha muerto

La base de datos ha muerto. ¡Y tenemos que agradecer que así sea! Existen aún muchas personas dedicadas al uso de las mismas. Pero ni la cantidad ni la antigüedad determinan una tendencia. En mi ciudad también hay pescadores, prostitutas…

Continue Reading